Aribau 102, bajos          Tf. 93 323 80 90          comercial@princeps.es        
 
 
 
 

 
 
Preparación de archivos

 

Formato: Si usted tiene experiencia en la generación de archivos PDF para imprimir, la mejor forma de enviarnos un trabajo es en formato PDF. Si opta por enviarnos un PDF recuerde añadirle marcas de corte y sangres.

Sangres: Es muy importante que el documento lleve sangres (2 mm por cada lado). Las sangres son imprescindibles para que no quede ningún filete blanco en el momento de guillotinar el papel.

Resolución de las imágenes: Las imágenes deben estar a 300 dpi (puntos por pulgada) de resolución a la medida final a la cual se han de imprimir. Cualquier Resolución inferior supondrá una perdida de calidad que se notara más o menos dependiendo de cada imagen y a pesar de que en pantalla las vean bien. Tenga en cuenta que la mayoría de las imágenes que se pueda bajar de internet estarán a un máximo de 100 dpi.

Espacio cromático y formato de las imágenes: Las imágenes deben estar en CMYK (salvo si, excepcionalmente, se van a imprimir por Hexacromía ya que entonces deberán estar en RGB). Recomendamos usen los formatos EPS, TIF o JPEG. No usen el formato GIF.
Si imprimimos en CMYK a partir de originales RGB pueden haber importantes diferencias de color entre lo impreso y la visualización en pantalla. Recuerde que debido a las diferentes calibraciones de pantalla, difícilmente obtendremos el mismo resultado que vemos en pantalla.

Tipografías: si el programa lo permite, vectorice los textos. Si no incruste las fuentes o envienoslas junto a su documento.

Sobreimpresión: revise los elementos marcados para sobreimpresión en el documento para evitar resultados inesperados.

Pantones y tintas directas: paselos a modo CMYK. Si no se convierten, podemos entender que el color se quiere imprimir independientemente de la cuatricromía y, aunque esto es posible en offset, en este caso debe ser remarcado explícitamente ya que puede representar un incremento en el presupuesto. Si ese no es el caso, debe buscarse un color equivalente o similar CMYK y transformarlo.

Límite de tintas: tenga presente que cada papel absorbe la tinta de manera diferente en función de distintas variables (temperatura, humedad, sistema de impresión...). La cobertura máxima de tintas no debería rebasar el 320% para evitar repintados o una mala fijación de las tintas. Es especialmente importante no usar el color de Registro o un 100% de cian, magenta, amarillo y negro para conseguir fondos macizos

Fondos: diseñe sus fondos y pastillas de color sin miedo a que le aparezcan manchas y franjas (banding). En los fondos negros recomendamos añadirle un 30% de Cyan (C30 M0 Y0 K100).

Imposición: No imponga las páginas. La imposición es un proceso mediante el cual podemos posicionar les páginas para que queden en su orden correcto y/o para optimizar el papel, reduciendo así las mermas y costes. Es necesario entregar el documento con las páginas en el orden correcto , con el mismo formato y orientación, una detrás de la otra sin tener en cuenta el tipo de encuadernación o la impresión a doble cara. Evite partir un trabajo en muchos documentos. En el caso de tarjetas, el tamaño de la pagina debe ser el de la tarjeta.

Libros: Consultenos la medida del lomo que tendrá el libro en función del papel con el que quiera que se lo imprimamos. Recuerde que no es conveniente poner un texto en lomos inferiores a 8 mm. No olvide tampoco indicarnos si desea paginas de cortesía (en blanco). Revise la paginación y compruebe que coincide con el índice recordando que las páginas impares van a la derecha y las pares a la izquierda

• Adjuntenos una prueba láser de su impresora con el fin de efectuar la última comprobación. Si el tiraje lo justifica podemos sacarle un primer ejemplar para su aprobación (no para que se hagan correcciones tipográficas...).

 

 
 

 

Precisión del color
Cuatricromía, hexacromía, tintas planas...

Programas
Para la elaboración de los originales recomendamos el uso de programas específicos de maquetación (QuarkXpress®, Indesign®) y diseño (Freehand®, Illustrator®, Corel Draw®).

En el caso de Photoshop® hablamos de un programa destinado al retoque de imágenes. Convierte las tipografías a mapa de bits por lo que pierden definición, así que debería usarse sólo cuando se quiera obtener un efecto especial y siempre a 300 dpi.

No recomendamos los programas específicos de oficina como Word, Powerpoint o Excel. No permiten una gestión correcta de tipografías, no admiten sangres, trabajan en RGB y con resolución de pantalla...